Cerveza sin alcohol: una alternativa con grandes beneficios

La cerveza es una de las bebidas más populares y antiguas del mundo, con una historia que se remonta a miles de años atrás. Tradicionalmente, la cerveza se ha elaborado mediante la fermentación de granos de cebada malteada, lúpulo y agua, lo que resulta en una bebida alcohólica con un contenido promedio de alcohol entre 4% y 6% en volumen. Cerveza sin alcohol: una alternativa con grandes beneficios.

En general, sabemos que existe la versión de cerveza sin alcohol que cada vez gana más popularidad como una alternativa para aquellos que desean disfrutar del sabor de la cerveza sin los efectos del alcohol.

Cerveza sin alcohol Luvina Bar

La producción de cerveza sin alcohol sigue un proceso similar al de la cerveza regular, pero con algunas modificaciones clave. El primer paso es la elaboración de la cerveza siguiendo el método tradicional, que implica el malteado de la cebada, la maceración, la cocción con lúpulo y la fermentación. Sin embargo, después de la fermentación, se aplican técnicas especiales para reducir o eliminar el contenido de alcohol.

Una de las técnicas más comunes es la destilación al vacío, también conocida como métodos de evaporación. En este proceso, la cerveza fermentada se calienta y se somete a una presión reducida, lo que permite que el alcohol se evapore a una temperatura más baja que el punto de ebullición normal. 

Otra técnica es la ósmosis inversa, donde la cerveza fermentada se pasa a través de una membrana semipermeable que retiene las moléculas de alcohol, pero deja pasar el agua y otros compuestos de sabor.

Además de estas técnicas, también se utilizan métodos de calentamiento y enfriamiento controlados, así como la adición de enzimas específicas que descomponen el alcohol en compuestos no alcohólicos. 

Independientemente del método utilizado, el objetivo es mantener el sabor y las características de la cerveza regular, pero con un contenido de alcohol muy bajo o nulo.

Cerveza sin alcohol: una alternativa con grandes beneficios

Si bien la cerveza sin alcohol puede parecer menos atractiva para algunos bebedores, su consumo ofrece numerosos beneficios para la salud. A continuación, se presentan algunos de los principales beneficios de la cerveza sin alcohol:

1. Hidratación: La cerveza sin alcohol está compuesta en un 95% de agua, lo que la convierte en una excelente opción para hidratarse, especialmente en climas cálidos o después de realizar actividades físicas.

2. Bajo contenido calórico: Una cerveza sin alcohol típica contiene alrededor de 14 calorías por cada 100 ml, lo que la hace una opción mucho más saludable que las bebidas azucaradas y refrescos.

3. Contenido nutricional: A pesar de su bajo contenido calórico, la cerveza sin alcohol es una fuente de vitaminas del grupo B, ácido fólico, fibra, minerales como silicio, calcio, potasio y magnesio, y antioxidantes naturales.

4. Beneficios durante el embarazo: El ácido fólico y la fibra presentes en la cerveza sin alcohol son especialmente beneficiosos para las mujeres embarazadas, ayudando a prevenir defectos del tubo neural y a evitar el estreñimiento.

5. Prevención de enfermedades cardiovasculares: Estudios han demostrado que el consumo moderado de cerveza sin alcohol puede aumentar los niveles de colesterol «bueno» (HDL) y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.

6. Efectos antiinflamatorios y antioxidantes: Los compuestos fenólicos presentes en la cerveza sin alcohol tienen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, lo que puede ayudar a prevenir el envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas.

7. Beneficios para la salud ósea: El silicio y el calcio presentes en la cerveza sin alcohol contribuyen a mantener una buena densidad ósea, reduciendo el riesgo de osteoporosis.

8. Mejora del sueño: El lúpulo presente en la cerveza sin alcohol tiene efectos calmantes y sedantes, lo que puede ayudar a combatir el insomnio y mejorar la calidad del sueño.

9. Alivio de los síntomas de la menopausia: Se ha demostrado que el consumo moderado de cerveza sin alcohol puede aliviar algunos de los síntomas molestos asociados con la menopausia, como los sofocos y los cambios de humor.

Es importante destacar que, si bien la cerveza sin alcohol ofrece numerosos beneficios para la salud, su consumo debe ser moderado y formar parte de un estilo de vida saludable que incluya una dieta equilibrada y actividad física regular. Además, aquellas personas con ciertas condiciones médicas o que toman ciertos medicamentos deben consultar con un profesional de la salud antes de consumir cerveza sin alcohol.

En resumen, la cerveza sin alcohol es una opción refrescante y saludable que permite disfrutar del sabor de la cerveza sin los efectos del alcohol. Su producción implica técnicas especializadas para reducir o eliminar el contenido de alcohol, manteniendo al mismo tiempo las características organolépticas de la cerveza tradicional. 

Con sus numerosos beneficios para la salud, la cerveza sin alcohol se posiciona como una alternativa atractiva para aquellos que no quieren renunciar al placer de disfrutar de una buena cerveza.

En Luvina Bar contamos con excelentes opciones de cervezas artesanales sin alcohol como Ginger Birra, Mula de 5´s, Mandú y Sans para que disfrutes de sus diferentes sabores.

Fuentes: Rev. Esp. Nutr. Complementaria, Tramuntana

Comparte este Artículo

Otros artículos