Diferentes sabores de la ginebra

La ginebra se caracteriza por su sabor predominantemente herbal con el enebro como botánico principal. Sin embargo, la amplia variedad de botánicos utilizados en su producción, así como los diferentes métodos de destilación y maceración, ofrecen una diversidad de sabores para las distintas variedades de ginebra.

Los diferentes sabores de la ginebra

A continuación, te presentamos algunos de los sabores más comunes que puedes encontrar en la ginebra:

Enebro:

Este es el sabor distintivo de la ginebra, ya que es el botánico principal utilizado en su elaboración. Aporta notas frescas, resinosa y ligeramente amargas a la ginebra.

Cítricos:

Muchas variedades de ginebra contienen cáscara de limón, naranja, pomelo u otros cítricos, que añaden un toque de frescura y acidez al sabor de la ginebra. Estos botánicos suelen complementar el sabor del enebro y pueden variar desde cítricos brillantes y vibrantes hasta notas más suaves y dulces.

Hierbas:

Las hierbas como el cilantro, la angélica, el tomillo, el romero y el cardamomo se utilizan comúnmente en la elaboración de la ginebra para aportar una variedad de sabores herbales y especiados. Estos botánicos pueden añadir complejidad y profundidad al perfil de sabor de la ginebra, con notas que van desde lo terroso hasta lo floral.

Especias:

La canela, el jengibre, la pimienta negra, el clavo de olor y otros botánicos especiados se utilizan para añadir calidez y picante al sabor de la ginebra. Estas especias pueden aportar matices intrigantes y una sensación de calor en el paladar.

Florales:

Algunas variedades de ginebra contienen botánicos florales como la lavanda, la rosa, el hibisco o la flor de saúco, que añaden aromas delicados y sabores florales sutiles a la bebida. Estos botánicos pueden aportar una dimensión aromática y elegante al perfil de sabor de la ginebra.

Frutales:

Además de los cítricos, algunas variedades de ginebra pueden contener botánicos de frutas como la manzana, la pera, la ciruela o el arándano, que aportan sabores frutales jugosos y dulces a la bebida. Estos botánicos pueden proporcionar un contrapunto refrescante y afrutado al sabor de la ginebra.

Notas de madera:

En el caso de las ginebras envejecidas en barricas de roble, se pueden apreciar sabores y aromas procedentes de la madera, como vainilla, caramelo, especias y notas ahumadas. Estos sabores añadidos pueden aportar complejidad y suavidad a la ginebra, así como una sensación de profundidad y calidez en el paladar.

Estos son los ejemplos principales de los diversos sabores que se pueden encontrar en las diferentes variedades de ginebra. La combinación y la proporción de botánicos utilizados en la elaboración de cada una pueden variar ampliamente entre las distintas marcas y estilos.

Al preparar un Gin Tonic, además de el sabor característico de cada ginebra, se le puede agregar un toque más de aroma y sabor con unas gotas de preparado de diferentes cítricos, flores o botánicos llamados comunmente Bitters.

En Luvina Bar los Gin Tonic se llaman Tónicos Luvina y los puedes configurar a tu gusto eligiendo entre uno de las más de 40 marcas de Ginebra hecha en México y con el Bitter que más vaya contigo.

Comparte este Artículo

Otros artículos